jueves, 22 de mayo de 2008

Arguis

El domingo hicimos una excursión familiar a la ermita de Cillas. Era un lugar al que mis padres solían ir a menudo a buscar agua, porque dicen que es muy buena. Recuerdo haber estado en muchas ocasiones comiendo o merendando en las mesas que hay en una especie de parque alrededor de la fuente. Mi madre quería ir allí a despedirse de mi padre. Y así lo hicimos. Nos fuimos con mi hermana y cerca de la ermita mirando al Pirineo dejamos sus cenizas. Si os digo la verdad fue algo extraño, no podíamos llorar porque estaba mi sobrino y no entendía lo que estabamos haciendo, asi que tuvimos que decirle que buscábamos un tesoro. Menos mal que la cosa salió bien, le dijimos que no encontramos el tesoro pero todo su afán era ayudarnos y contarle a su primo que buscabamos un tesoro, él quería encontrar algo. A veces incluso en momentos tristes tienes que sacar el lado positivo de las cosas e intentar que los niños no sean muy conscientes de lo que está pasando. Yo quería que mi sobrino tuviera un recuerdo positivo de ese día y espero que así sea, con casi cuatro años es difícil contarle según que cosas.

Ahora mi padre descansa en un sitio al que le gustaba ir de vez en cuando, mi madre está más tranquila y siento que he cumplido con mi trabajo, a pesar de que mi mision continúa cuidando cada día de mi madre, y eso intento, aunque no sé si lo consigo. Al fin y al cabo todos seguimos con nuestras rutinas menos ella y sé que es difícil vivir en soledad. Por eso si me permitís, quisiera desde aquí recordar a mi padre y animar a mi madre, con la ayuda de todos sé que conseguirá salir adelante.

Os pongo una foto del domingo que me parece gracioseta a ver si os gusta. Por cierto, comimos en un restaurante al que nos llevó Jorge en el pantano de Arguis, un sitio precioso al que me gustaría volver.

5 comentarios:

Luisa Miñana dijo...

Un día muy especial. Y Pilar os tiene a vosotros.
Un besote.

A Cara E Perro, con Ana María Martínez dijo...

"...y del dolor sacando fuerzas para volver a empezar..."

ybris dijo...

Es un hermoso modo de dar forma a los recuerdos.
Y no sé por qué me parece que es bien cierta la explicación al niño. En realidad uno busca un tesoro que es la permanencia de lo transitorio querido en la firmeza del paisaje contemplado.

Un beso.

laMima dijo...

Hermoso lugar para descansar, y para acudir a recordarlo cuando lo necesitéis. Como dice Ybris, allí queda vuestro tesoro.
Arguis es un lugar con magia, si. Como la que emana de esa foto preciosa.
Que dos campeones. ¡!

Todo-a-un-leru dijo...

Seguro que es un sitio precioso, un buen lugar para que descanse en paz, además, ahora tendrá un significado todavía más especial para vosotros.
La foto está entrañable y muy simpática. Mucho ánimo para la abuela, que seguro que ellos se lo saben dar.
Besos.
Rosa.