martes, 10 de mayo de 2011

Primavera lúdica ..., pues bien



La verdad es que con la llegada de la primavera a este hemisferio norte nuestro entran muchas ganas de salir por ahí, de estar al aire libre, de hacer visitas. Hay que aprovechar. Así que estos días Daniel no deja de traer recados del colegio al respecto: mañana mismo van a montar una Feria de Abril sevillana en el mismísimo patio del recreo (con sus casetas, sus bailes, su flamenquito, su representación, sus picoteos, etc); están invitados los otros colegios públicos de educación especial de la ciudad. Y supongo que algunos chicos de los colegios vecinos también se apuntarán. La cosa promete ser espectácular: a ver qué nos cuentan.

El viernes pasado los chicos y chicas del Ángel Riviere se fueron nada menos que al Aviapark de la cercana localidad de La Muela (http://www.aviapark.es/). La excursión duró todo el día. Como en otras ocasiones similares, Daniel trajo unos días antes las instrucciones pertinentes: poner mochila grande con prendas de recambio (y que no descuiden ni la manga corta ni la cazadora, por si acaso, que en primavera el tiempo es muy cambiante), gorra para el sol, el termo con la comida calentita y la botella de agua fresquita. La tarde del jueves la nota del "speaking" que trae Daniel para contar lo sucedido durante el día, aludía básicamente a la excursión que haría al día siguiente y a su nerviosismo previo. Se lo pasó chachi-pirulí. Vieron un montón de pájaros y también otros animales, como deduciréis por la siguiente foto, pero





sobre todo a Daniel le gustaron los pájaros, según me contó por teléfono a la vuelta, esa misma tarde del viernes. Había muchos. De tamaños diferentes, me dijo, y emitían muchos sonidos muy bellos, aseguró.


Unos días antes, había sido ocasión de la "ya tradicional" visita de la policía local al colegio. Esa visita pone a Daniel como una moto. Le encanta subir a los coches policiales y a las motos, y oír el sonido de la sirena, y como se ve aquí abajo atiende estupendamente las explicaciones del "compañero" policía (por no hablar de lo  rectas que mantiene en ese asiento del coche de policía su espalda y su cabeza - lo que es el tener  interés...)




A la vista de tanta actividad lúdica (que me parece estupenda), le pregunté ayer a Daniel cuando volvió del cole  si este era divertido, y si ya habían entrado en la fase "primavera/juerga" (je, je...), y el muy pillo lanzó un síiiii    alto y clarísimo (que expresa tanto su afirmación de los hechos como su deseo de que así sea todo el tiempo, seguro..., porque Daniel es curioso por naturaleza, mucho, y en lo de no parar quieto pocos le ganan).







2 comentarios:

Rosa dijo...

Es que en primavera ya falta menos para el verano, y con este pensamiento en la cabeza un@ no se concentra bien en las matemáticas... con la cosa es má fácil, jeje.
Me alegro de ver que lo pasa tan bien en el cole.
Un abrazo.
Rosa.

Luisamiñana.blog dijo...

A Daniel la actividad le encanta. Así que en este cole tan lleno de actividades se lo pasa estupendamente, eso es verdad. Y lo cierto es que todas esas actividades tienen, claro está, su parte (mucha) pedagógica, claro.

Besos, Rosa.