viernes, 17 de diciembre de 2010

Los magos del Riviere



15,30 de la tarde del jueves, 16 de diciembre (o sea ayer): se abre el telón del escenario del salón de actos del centro cívico Teodoro Sánchez Punter, en el zaragozano barrio de San José. En este centro celebra sus festivales y eventos especiales la comunidad del colegio público de educación especial Ángel Riviere. 15,30 de la tarde: Yolanda, la directora del colegio anuncia el comienzo de la función de Navidad 2010.

Magia.

Vamos a ver magia, nos dice Yolanda. Y nadie lo dudamos. Vamos a ver magia y mágicamente se apagan las luces de la sala, y mágicamente comienza la representación: la danza de los sables, las historias de magos, hadas, cuentos perdidos y encontrados, la magia de transformar las cosas... Un escenario mágico - con todos los símbolos de la buena magia - para unos chavales magos y mágicos y unos profesores y cuidadores igual de especiales que sus chicos y chicas...

Viéndoles a todos en el escenario, viéndoles tan "profesionales" en su cometido, yo pensaba un montón de cosas, la verdad. Las pensaba, mientras hacía fotos, mientras me divertía mucho, mucho; mientras notaba y anotaba en mi mente el hecho de que cada año el festival gana altura: buen guión, historias muy hilvanadas, bien montadas en su sucesión; coreografías estupendas, de verdad. Creo que ya lo comenté el año pasado: la magia de la transformación, del crecimiento. Los chicos han ido haciéndose más grandes, y éso se nota. Han aprendido muchas cosas: manejan comunicadores, algunos se han esforzado mucho, mucho, en sus capacidades de expresión oral; están centrados en sus cometidos durante la representación; incluso algunos se corrigen entre ellos, incluso son tan espontáneos como para agradecer de manera no prevista unos aplausos: no sé, es magnífico. Para mí, todos los años, esta función escolar es, de alguna manera, como la síntesis de todo el trabajo, todo el esfuerzo, toda la vida que va creciendo en el Angel Riviére:


los magos del Riviere, sí señor.


Las fotos que colgamos ahora son de Daniel con los Reyes Magos, Gaspar y Melchor. Los Reyes Magos estuvieron, como todos los años, al final de la función para entregar sus merecidos regalos a todos los chicos. Daniel estuvo atentísimo a las palabras de Gaspar (su rey preferido), y le pudimos hacer bien estas fotos para las que casi, casi posó con toda intención: estaba muy emocionado.






No quería personalizar en él este post: el festival fue una gozada y estas líneas son para todos. Pero no puedo evitar comentar lo bien que se lo pasó Daniel durante su intervención. Su mejor amigo, Adrián, tenía el papel del brujo bueno que persigue al brujo malo de Gulugú (a la sazón representado por Daniel) para que devuelva todos los cuentos a los niños. Durante la persecución, Daniel se tronchaba de la risa. Ha sido así, nos contaron Viriginia y Lola, en todos los ensayos. Estaba feliz, muy feliz.


Estaban todos muy felices. Estábamos felices.

Y por cierto, la enhorabuena más entusiasta también a las familias: ellas preparon el vestuario de los chicos, y eran obras realmente imaginativas y muy bien realizadas, muy bien.


La comunidad mágica del Riviere.

(Me encanta, encantada estoy-:)



p.d. Habrá una segunda tanda de fotos y pondremos (aunque sea de lejos, por aquello de que no se reconozcan los rostros de los niños para los que no sabemos si hay o no permiso de publicación de imagen) algunas con los efectos generales de la magia del teatro. Y veréis a Daniel con su traje de mago Merlín-Potter (hubo que quitárselo antes de la llegada de los Reyes Magos, porque estaba sudando como un pollo -eso dijo Virgina, como un pollo).








4 comentarios:

ybris dijo...

Pues sí. Mágico y emocionante.
Sobre todo porque el esfuerzo e interés del centro y de todos se vio compensado con la emoción de los niños participantes.
Desde luego se palpa en tu descripción y en las fotos de Daniel.

Mi cordial enhorabuena.

Besos y abrazos a todos.

Susana dijo...

A Daniel se le ve feliz, desde luego. Es que en el Rivière, como en otros coles de Ed. Especial, se trabaja muy bien. Los nanos han de ser siempre lo primero y eso ha de verse reflejado en lo que se hace con ellos....

Un abrazo, y feliz Navidad.

Atenas dijo...

Me da gusto que Daniel la haya pasado bien =), que bueno que lo disfruto, besitos!!!

NIP dijo...

Hola. ¡También Gaspar es mi preferido! Buena elección, felicidades a Mr.Merlin-Potter ;).