sábado, 6 de febrero de 2010

De vuelta a casa



Un montón de gracias para todos. Por el interés y el cariño manifestado durante estos días que ha durado la hospitalización de Daniel. Ya ha vuelto a casa. Y se encuentra mejor. Aunque no ha terminado el asunto. La endoscopia ha puesto de manifiesto que Daniel tiene una esofagitis, a causa del reflujo gastrointestinal, una circunstancia patológica que, según varios estudios, atañe al 80% de los niños con parálisis cerebral, con menor o mayor intensidad. Parece que será necesaria una intervención quirúrgica para corregir ese reflujo, aunque todavía queda por ver los resultados de la ph metría que le harán. Como siempre, una cosa detrás de otra y un paso detrás de otro. Día a día.

Eso sí, Daniel se ha portado estupendamente en el hospital, demostrando una tranquilidad y paciencia de las que habitualmente no hace demasiada gala, la verdad. Le hemos preguntado esta tarde si le gustaba que todo el mundo anduviéramos contemplándole, y a la velocidad del rayo láser más veloz, sin casi dejarle terminar la frase a su padre, ha respondido con un síiiiiii inconfundible, seguido de una gran risotada. Una risotada que, a pesar de que la "moñería" le va a durar unos días, está claro, nos ha sabido a todos a super-gloria.


14 comentarios:

Ybris dijo...

Me alegra mucho saber que ya le han dado el alta y que vuelve a su ambiente normal.
Lo del reflujo gastrointestinal me lo sé porque este abuelo y su nieta de dos años lo padecemos y de vez en cuando se hace presente. Así que cuando sabemos de alguien más que nos acompaña en tan molesto asunto no le concedemos demasiada importancia mientras haya un montón de otros aspectos que lo compensen.
Lo que , seguro, es el caso de Daniel: no hay más que ver lo bien que le ha sentado estar más en el centro de las atenciones.
Cosa difícil visto la familia y los amigos que tiene.

Un abrazote nuestro para él y para todos.

inde dijo...

Cuando nació Julia y lo vomitaba todo pensamos que tendría reflujo... pero no, lo que le pasaba era que se le había cerrado el píloro, así que también hubo que intervenirla. Casi me da un soponcio, pobre, con cuarenta días justos que tenía... pero fue todo muy bien. Algo más lento de la cuenta, pero muy bien.

Espero que lo de "arreglar" el reflujo sea tan sencillico o más que lo de Julia. Besos al campeón.

inde dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
inde dijo...

Perdón, es que el comentario había salido dos veces.

Luisamiñana dijo...

El porblema es la esofaguitis que ha causado el reflujo. La intervención para evitar que siga produciéndose ese reflujo y sane la esofaguitis, al parecer, es bastante "gorda". Así la calificó el doctor Ros. Gorda, entiendo, en cuanto a cosas qué hacer y duración. Nos la explicó Ros y está descrita en algunas páginas de Internet. Lo digo por si alguien está en la misma situación y quiere buscarlo. No sé, no me parece muy adecuado, ponerla en un post. De todas formas, también parece que es una intervención que los médicos conocen bien. Pero en fin, un poco de soponcio sí nos ha dado. Pero bueno, iremos todos asimilándolo y preparándonos. Y dispuestos a ayudar al crio lo que haga falta, claro.
Y lo dicho, paso a paso, día a día.
Gracias, Ybris, Inde. Besos.

entrenomadas dijo...

BIEN!, ahora que descanse, que se recupere. Y lo mismo vosotros. En casa todo suena mejor. Los hospitales te arreglan, pero también te quitan la energía.

Besos,

Marta

laMima dijo...

Me gustó un montón darle un besico el viernes. Un montón.
Todo irá bien cariño, ya verás.

laura dijo...

Diego está operado también de problemas intestinales.Tiene recostruida la válvula y maniobra antireflujo.No sé si la intervención sérá algo similar .Es aparatosa y larga pero se curan como unos campeones y luego la verdad es que sin el dichoso reflujo su calidad de vida y las ganas que le ponen a lo del comer pues cambian mucho.Sabeis donde estoy para cualquier cosa.Un abrazo

Luisamiñana dijo...

Gracias, Laura. Supongo que la operación de Daniel será similar.
Ganas de comer... Esperemos que no aumenten, hija, qué barbaridad. Ahora que le controlan mucho la cantidad para no apurar y evitar en lo posible el reflujo, hay enfado al final de todas las comidas...

Besicos y para Diego, más.

Clara dijo...

Es un campeón¡: los hóspitales dan grima,que gusto estar en casa. Y que ,claro, lo tiene Daniel. Dalé muchos besos y achuchones.

Sofi dijo...

Acabo de enterarme de lo de Daniel y me alegro de que ya esté en casa. Un abrazo enorme desde el Pirineo para él por ser tan valiente.

Rosa. dijo...

Vaya, con los exámenes no me enterado de nada.
Ante todo, me alegro de que ya esté en casa (la primera parte ya está), y le felicito porque es un valiente.
Espero que todo vaya muy bien con esa intervención, que seguro que sí... y a pensar en lo bueno que traerá esa intervención, que se librará del reflujo... y podrá comer lo que quiera ;)
Besos a todos.
Rosa.

Ilaski dijo...

No sabes cuánto me alegra leer esto. Como ya sabes, he andado muchos días desconectada y no he querido preguntar más por no incordiar. Espero que Daniel se recupere muy pronto. Un beso.

Luisamiñana dijo...

Muchas gracias a todos, queridos amigos. Nos lo tomaremos todo con un poco de calma, en la medida de lo posible.
Abrazos.