domingo, 21 de junio de 2009

Evaluación de fin de curso

La semana pasada hubo reunión en el colegio para hacer la evaluación final de Daniel en el curso que hoy termina. Esta vez no pude acudir. Pero Inma transmitió parte del contenido de esa reunión y algunas cosas –todas buenas- podemos contar aquí.

La fisioterapeuta de Daniel, Itziar, que ha estado ausente casi todo el curso escolar, manifestó su grandísima sorpresa ante los cambios a mejor de Daniel, sobre todo en el tema del lenguaje y la comunicación. Dijo además que la silla nueva (bueno tiene casi un año, pero ella no había podido verla aún) es estupenda, que Daniel va muy bien sentado en ella, con una postura muy correcta.

En el tema del comedor y la masticación ha habido algunos avances. Belén confeccionó una lista de todas los alimentos “chafados” que le ha introducido a Daniel en las comidas: albóndigas, tortilla de patata, algunas verduras, croquetas… No come “chafado” mucha cantidad y se lo da siempre después de su “gran plato de triturado” usual. Pero lo importante es que él vaya reconociendo texturas, ejercitando sus maxilares, colocando bien la lengua; en fin, todas esas cosas que nos parecen tan fáciles y tan espontáneas, y que lo son para nosotros simplemente porque las controla muy bien por nosotros nuestro cerebro, que aprendió con rapidez en los primeros momentos de nuestra vida. En el caso de los niños con afectaciones cerebrales hay que enseñarle a ese cerebro conforme va madurando. Así que ahí estamos. Porque Belén les ha puesto deberes veraniegos a Daniel y a su madre en la asignatura “comidas y masticar”.

Chús, la profesora de Daniel, creo que le dio un casi sobresaliente al alumno. La evolución ha sido muy satisfactoria este año: sociabilización y participación, comunicación son cosas en las que Daniel ha progresado un montón. Han hecho muchísimos trabajos que han llegado a casa, y de los que iremos mostrando alguno. Daniel se muestra muy satisfecho de ellos: se pone muy contento y alegre cuando hablamos de ellos y le decimos lo chulísimos que le han quedado. Esa satisfacción y conciencia del trabajo es una manifestación nueva en él, de la que desde luego hay que felicitarse igualmente. Y desde luego ha adquirido un buen puñado de conocimientos que de vez en cuando van aflorando en su relación familiar.

Hay muchos planes para el curso que viene. Sobre todo con todo el trabajo de logopedia y de comunicación en general. Evidentemente cuanto más pueda él interactuar con el medio y con todos nosotros más cosas consigueremos.

Ahora una semana de vacaciones y luego ¡al campamento de verano! Allí van a estar de monitoras Silvia y Elena, que han trabajado por las tardes en casa con Daniel todo el curso y que ya están tramando actividades para hacer. Este año el campamento se traslada a otro colegio: al Jean Piaget, que tiene piscina "de verdad" y un patio de recreo más grande para disfrutar de las temperaturas veraniegas. Ya nos irán contando...

6 comentarios:

ybris dijo...

Pues enhorabuena a ese portento.
Para el año que viene habrá que ampliar -seguro- el repertorio de elogios.
Y a pasarlo bien en el campamento.

Abrazos.

laMima dijo...

Que bien, que bien. Que gusto leer todo esto.
Ya podíamos intuir que la cosa marcha ok por lo que nos ibais contando pero esto...¡que satisfación!.
Que disfrute ese campamento!!!!

Luisamiñana dijo...

En cuanto tenga un poco más de tiempo, escanearé algunos trabajillos, para que veais las cosas que han hecho durante el curso.

Rosa. dijo...

Mi más sincera enhorabuena para Daniel, por esas notazas, y que se lo pase muy bien en el verano, que se lo ha ganado.
Besos.
Rosa.

irene dijo...

Entré a echar un vistazo, pero ahora no puedo leerlo, no soy capaz, vendré en otro momento a estar con Daniel, estoy luchando con el insomnio, espero poder ganarle, anoche lo logré muy tarde.
Felices sueños para ti, Luisa, y para Daniel.

Sofi dijo...

MUchas felicidade, Daniel, has sacado unas notas estupendas y ahaora te mereces un verano marailloso, seguro que disfrutarás en el campamento. Un beso