domingo, 22 de febrero de 2009

Educación Especial (pero no tanto) - 2

Mañana, lunes, comenzamos la tercera semana con el equipo de fisioterapeutas del colegio de Daniel al 50%. Teniendo en cuenta que para más de cincuenta alumnos dicho equipo está normalmente constituido por dos personas, la cuenta que sale es la que es: una fisio - es chica, no lo aclaro por nada, sino porque es chica;) - para más de cincuenta alumnos.

Como algunos habéis preguntado acerca de cómo va el asunto, resumo: el AMPA del colegio escribió una carta a los responsables de Educación en cuanto tuvo conocimiento de la situación, tal y como contamos un par de post más abajo. Ha habido una respuesta bastante rápida a esa carta. Pero esa respuesta consiste en:

Existe una fisioterapeuta “itinerante”, que al parecer está contratada por una jornada de cuatro horas diarias, y que se acercara por el colegio para ayudar a la fisio del mismo mientras no haya un profesional adecuadamente asignado por el Salud (Servicio Aragonés de Salud), lo cual al parecer puede llevar un tiempito.

¿Cuál es realmente el problema? Una cuestión evidentemente “estructural”, de “concepto”, o más bien de “carencia de concepto” respecto al sitio que ocupa la educación especial en el sistema educativo y asistencial.

Al parecer si la vacante hubiera correspondido a una plaza de profesor, en una semana o menos se habría resuelto el problema. Pero los fisioterapeutas no están en las plantillas de personal de Educación. Dependen del Salud. Y el Salud debe adscribirlos al centro educativo. Esto, desde mi punto de vista, no tiene más que media lógica. Es decir, entiendo una supervisión por parte del Salud en cuanto a la idoneidad de las personas que se van a ocupar de un tema tan decisivo. Pero no entiendo que no puedan ser personal de Educación, visado por el Salud. Y aunque sean personal del Salud, no entiendo que no haya bolsa de trabajo constituida, ni listas de interinos. No entiendo que su categoría profesional tenga menos consideración.

Al haber una doble dependencia administrativa, los trámites burocráticos se complican.

Es posible que esta situación sea heredada de tiempos atrás. No digo que no. No lo sé. Pero ¿no va siendo hora de ocuparse seriamente, en profundidad, de la educación especial en un país que dice haber puesto en marcha el “cuarto pilar” del estado del bienestar con la tan traída y llevada Ley de la Dependencia?

Demasiados desajustes.

¿Y qué consideración tienen en realidad los centros de educación especial?

6 comentarios:

laMima dijo...

Me lo temía.
Las incongruencias de la burocracia no tienen fin querida. Que caras se pagan sus rigideces.
No acabo de entender eso de que solo dependan del SALUD cuando prestan sus servicios en el ámbito educativo y concluyo, como tú, en que desgraciadamente tener en cuenta esa peculiaridad les está viniendo grande a las instituciones.
No, seguramente no existe un trabajo serio y completo acerca de las necesidades y potenciales de la educación especial y así va la cosa, claro.
Siempre a salto de mata, poniendo parches cómodos..que injusticia. Que pena.

Rosa dijo...

Si viene del pasado, ya va siendo hora de que lo sulucionen... para mí todo el que trabaja en un colegio (con los alumnos, se entiende), es, por tanto, un educador (que su labor en el colegio esté relacionada con otros ámbitos que no sean la educación, de acuerdo, pero una cosa no quita la otra)... no sé, yo lo veo así de simple, pero parece que hay quien no lo comparte.
Un beso y suerte.
Rosa.

ybris dijo...

¡Una fisio itinerante como ayuda!

¿De verdad es tan difícil?

Esperemos que mejore todo.

Luisamiñana dijo...

Me parece necesario empezar ya de una vez a plantearnos un trabajo serio en torno a la educación especial. No hablo de los profesionales. Son admirables. Muy preparados. Absolutamente entregados. Absolutamente conniventes con las necesidades de los chavales.
Nuestra sociedad está estructurada como está.
Yo creo que en un colegio de curriculum al uso a nadie se le ocurriría pensar que los chicos puedan estar tres semanas sin clase de matemáticas, por ejemplo. Y si sucedería, todo el mundo pondría el grito en el cielo. La fisio para estos chavales es tan fundamental como las matemáticas.
En fin, parece que la semana que viene empieza la fisio itinerante a ir al colegio. Es lo que hay.

sara dijo...

hola nos llamamos sara y ivan tenemos 17 y 17 años
queremos mandarnos una carta somos compañeros del colegio angel riviere de zaragoza hasta pronto

sara dijo...

hola nos llamamos sara y ivan tenemos 17 y 17 años
queremos mandarnos una carta somos compañeros del colegio angel riviere de zaragoza hasta pronto