domingo, 11 de enero de 2009

El despiste de los Reyes Magos


Como muchos niños occidentales Daniel tiene más juguetes de los que le da tiempo a utilizar. Así que este año Papá Noel y sus majestades los Reyes Magos hablaron con antelación y se pusieron de acuerdo. El primero dejó en casa de Daniel la noche del 24 al 25 de diciembre un superjuego para aprender inglés y los dvd´s de la primera temporada de Pocoyó (se recomienda lectura del antepenúltimo post al respecto: ¡Cómo me gusta Pocoyó!). El juego de aprender inglés es un aparatejo que funciona al tacto y va diciendo palabras en castellano e inglés: nombres de cosas, de colores, de ropa, de actividades, etc. Ya lo contó también Inma en el citado post.

A los Reyes Magos que vinieron la noche del 5 al 6 de enero les habíamos dicho, con anuencia de Daniel, que concentraran esfuerzo y dineros. Así que en su casa aparecieron otro par de regalos: el supercomunicador que veis en la foto y un juego de música, que suena al mover piezas y que puede accionarse con un solo dedo (ambas cosas las trajeron los Reyes Magos desde Hop´ Toys). De todas maneras, en casa de la tia Raquel y de la tia Beatriz dejaron algunos regalos más: una almohada musical (con sus sabanetas, claro), que tiene incorporado un mp3 con altavoces -, muy apropiada para él que tiene la costumbre de dormirse o hacer la no-siesta con música -, y ...... ¡¡¡¡¡la segunda temporada de Pocoyó!!!!

Sólo ha habido una pequeña, pero fundamental nota discordante: los Reyes Magos pensaban que con el supercomunicador venían algunas plantillas de pictogramas para empezar a trabajar y jugar. Pero no es así. Daniel se quedó un poco chafado, cuando no pudimos utilizarlo; estaba muy atento al cacharro, porque además nos dijo que ya había usado comunicadores en el cole. En fin. En cuanto consigamos tener o hacer las plantillas, os contaremos cómo resulta la experiencia.

Al final, como véis, ha habido un año más un buen número de regalos, aunque tanto Papá Noel como los Magos han procurado que las cosas sean tan divertidas como aprovechables. Y afortunadamente aptas para las habilidades de Daniel.


2 comentarios:

Javier López Clemente dijo...

¡Que suerte tienen algunos!
A mi, y eso que lo subrayé en la carta a los Reyes, no me han traido ni la primera, ni la segunda temporara de Pocoyo.
:-(

Salu2 córneos.

maicher dijo...

I will pass on your article introduced to my other friends, because really good!
wholesale jewelry