miércoles, 16 de julio de 2008

De fiesta en fiesta



Cuando vi ayer, día de su cumpleaños como sabéis, a Daniel, a eso de las 14.30, llevaba ya una buena dosis de fiesta encima.


La mañana había sido completa en el campamento. Piscina, cucañas, ración de chuches para los 18 niños compañeros del campamento y tarta de manzana para todos los que pueden comerla y para los monitores. La tarta de manzana la hizo con sus manitas y buen saber la propia Inma y era muy esperada por los adultos del campamento:) Daniel estaba muy contento y dijo que la fiesta del campamento había estado muy bien.


Lo dejé, debajo de las guirnaldas y globos que llenaban el salón de casa, comiendo, con el primo Víctor, un estupendo triturado de arroz con bogavante que les había preparado la abuela Pilar. Me dijeron que luego la no-siesta fue espectácular. Los dos niños jugando a pelear, haciéndose cosquillas y todo tipo de perrerías. Cuando volví no pude más que sumarme a esa juerga e hicimos unos envoltorios de niños con guirnaldas... Las carcajadas de los pibes llegaban al techo.


Momento de abrir regalos: un teclado educativo en inglés para el ordenador, un juego de Pipo también para aprender inglés (ya sabéis que este idioma es hipnótico para Daniel), un disco-cuento sobre las estaciones del año (con canciones, cuento, sonidos particulares de cada estación), zapatillas, ropa ...


Daniel se puso un poco nervioso de la emoción con tanto regalo, pero se le pasó enseguida y emprendimos rumbo hacia La Perla Negra, el barco del capitán Sparrow donde íbamos a celebrar la segunda fiesta del día. Estuvieron con Daniel, además de Víctor, los hermanos Marcos, Lucas, y los también hermanos Rocío y Miguel. Hubo más regalos: un juego de aros de Imaginarium y un estupendo bañador para este verano. Hubo sandwiches a tutiplé, ganchitos, cortezas, patatas, tortillas y una ríquisima tarta de chocolate con su vela del nueve. Hubo vueltas y revueltas de los críos a troche y moche. Rocío, que es compañera de Daniel en el colegio y en el campamento se puso las botas de sandwiches y tarta, lo cual nos hizo reir a todos, porque Rocío ha aprendido no hace mucho a masticar y comer sólido y es una alegría verla morder sus bocadillos.


A propósito de masticar. Inma se tuvo que volver a casa con el petisuis de la merienda, porque Daniel comió ganchitos, sandwich de chorizo de pamplona y tarta de chocolate. Ganchitos y tarta ya había comido otras veces. Sandwich de chorizo ha sido la primera vez. Y a su marcha fue masticando con gran aplicación los pequeños trocillos que le iba dejando en la boca . Sin duda el bocadillo le gustó. Y todos nos quedamos sorprendidos muy, muy gratamente. ¡Una alegría más en el día de cumpleaños!


Todos los niños juntos apagaron la vela de la tarta y la canción de Feliz cumpleaños sonó un par de veces. Es una canción que hace tiempo a Daniel no le gustaba nada. Pero ahora le va cogiendo el tranquillo y ayer se rió con ella, sobre todo cuando oía su nombre.


Finalmente, antes ya de la retirada, los piratas se fueron a jugar un rato a los columpios de la plaza (no hay adaptados, en este barrio nuevo: habrá que reclamarlos). Y me han dicho que Daniel acabó tan rendido, que esta mañana se ha levantado hasta con los ojos hinchados de lo bien que ha dormido.


Me gustó mucho esa fiesta de niños sin y con problemas, todos especiales, todos juntos. Me gustó mucho especialmente la actitud de Marcos, que tiene 8 años, con Daniel: llevando un rato la silla por la calle con mucha responsabilidad, comentando con gran naturalidad e incluso humor cosas acerca de su amigo, demostrando un cariño hacia él que me hizo pensar que este Marcos, aunque ya lo sabía, es un realmente un crack.

8 comentarios:

Ale-de Argentina dijo...

Daniel. publicaré el relato de tu tia y tu fiesta... en mi blog. sos un principe y lo mejor es disfrutar mi amorrrrrrrrrrrrrrrrrr

besos
tia alejandra

Luisa Miñana dijo...

¡Genial, Ale! Será un honor y un placer. Y tienes razón: lo mejor es disfrutar y poder hacerlo.
Besos

laMima dijo...

Jajaja...así que lo del sandwich de chorizo pamplona, los ganchitos y tal si que sabemos masticarlo...jeta tiene el colega jajajajjaja
Que chulo, que chulo lo que cuentas Luisi...que bien.
Feliz 9 años mas un día de nuevo Daniel. Un año más celebrado como se celebra la vida..con TODOS.

ybris dijo...

Felicidades, Daniel.
Nueve tironcillos de orejas y un abrazo muy fuerte.

ybris dijo...

Bueno, lo anterior tenía que haber ido en la entrada precedente, pero me retrasé y aquí me toca ahora alegrarme con esa gran fiesta.
No me cabe duda de que tiene que haber resultado emocionante comprobar lo que puede ser una celebración de todos con todos para Daniel.
¡Sándwich de chorizo!
Impresionante.
Ya solo faltan los colunpios adaptados.
A por ellos.

Besos, Luisa.

Luisa Miñana dijo...

Fue un día muy hermoso. Esa es mi percepción: un día de suaves colinas y colores claros y música. Besos para todos.

Todo-a-un-leru dijo...

¡Doble fiesta! Tuvo que ser un cumple inolvidable :)
Y me alegro mucho por ese festín de ganchitos (¿qué es un cumpleaños sin ganchitos?) y "sangüi" de chorizo.
¡FELICES "NUEVE" PARA DANIEL Y PARA TODOS VOSOTROS!
Besos.
Rosa.

alba alpha dijo...

¡Felicidades! te mando un gran beso y abrazo.

http://youtube.com/watch?v=kV5Lf92JO3M

p.d. en el video debería ser al reves y en vez de San Valentín, cumpleaños pero me gusta la manera de enviar el beso.