martes, 17 de junio de 2008

Hay que decir las cosas como son



Como me parece muy triste que todavía sigan existiendo espectáculos como "el bombero torero" y similares, utilizando a personas con acondroplasia, y me parece igualmente que los argumentos de la carta que Lamima escribe para protestar por ello - ante una situación que para ella y su familia ha sido especialmene dolorosa- son inapelables, os dejo el enlace a su post de ayer, titulado La decepción, por si alguno de los que venís por aquí no conocéis todavía el magnífico blog de esta mujer valiente, madre de Ainhoa, una niña con acondroplasia, que es un resol de guapa y pizpireta, y lista y a la que seguro que le apetecera cuando sea mayor que todos entendamos que ella se puede ganar la vida exactamente igual que cualquier otra persona con cualquier profesión.

4 comentarios:

ybris dijo...

Pues vaya si me gusta tener la ocasión de dejar aquí todo mi cariño a Ainhoa como procuro hacerlo con Daniel.
No os podéis imaginar el afecto que me habéis hecho tomar a los dos y a todos vosotros.
Ya le comenté a LaMima su entrada con su justificada queja. Os tendré que agradecer la sensibilidad que me habéis infundido para con estos casos tan frecuentemente ignorados.

Besos.

Luisa Miñana dijo...

Gracias, Ybris, por ese cariño, por ese interés, por esa sensibilidad. No sabes tú lo bien que viene, lo que se agradece y lo que ayuda.
Un beso.

Luisa Miñana dijo...

Gracias, Ybris, por ese cariño, por ese interés, por esa sensibilidad. No sabes tú lo bien que viene, lo que se agradece y lo que ayuda.
Un beso.

laMima dijo...

¡¡Alaaa...medio día sin pasar por aquí y mira lo que me tenías guardado!!, me has emocionado.
Gracias mil querida. Por mi hija y por mí.
Eres un lujo.
Besos llorosicos