martes, 25 de diciembre de 2012

Alegría

Decía Yolanda -la directora del CPEE Ángel Riviere- durante la merienda en el colegio, después de terminado un nuevo Festival de Navidad, que este año había sido el mejor: el que mejor habían estado en general los chicos (interpretación, coreografías, iniciativas....) y también los adultos que trabajaron en la preparación y representación del festival, y que van, como los chavales, acumulando experiencia años tras año.

Este era especialmente complicada la puesta en escena, porque no estaba estructurada en función de los grupos y aulas, sino que todos los chicos del colegio han trabajado mezclados entre ellos. Coordinarles tenía un plus de dificultad respecto a otras veces.

Pero lo cierto es que Yolanda tiene razón. Fue un espectáculo magnífico. Equilibrado, medido, colorista, ágil, con una alta dosis de exactitud en movimientos y coordinación, la música estupenda...  

Y como dijimos en el post anterior, la cosa iba sobre el Circo: leones con su domador, elefantes con su adiestrador, equilibristas, payasos...

Alegría. 

Dejo por aquí un fragmento de vídeo, correspondiente al número de equilibristas con la música del Circo del Sol -Alegría-, que resume bien las sensaciones que tuvimos los espectadores en el Centro Cívico Teodoro Sánchez Punter.


A Daniel y la que suscribe nos costó un buen rato volver al colegio, porque durante el trayecto nos paró mucha gente para felicitar a Daniel por su buen hacer como co-presentador del Festival, junto a una excelente Vicky.  No sé si le caía mejor que alabaran su estupendo trabajo o su buen porte y lo guapo que estaba, con su pechera de cordeles y su sombrero de copa (que se le caía un poco, eso sí, porque pegaba con el cabezal de la silla)


Daniel estuvo muy bien, la verdad. Siempre a punto para accionar el pulsador del comunicador que contaba lo que íbamos a ver. Ni una dubitación, ni un renuncio, la verdad es que una maravilla... ¡con todo el salón de actos lleno! Nervioso, sí, mucho. Pero con esos nervios que le empujan a uno al esfuerzo. ¡Qué bien, Daniel!

Estaba tan orgulloso y tan contento que no quería irse luego del colegio. Menos mal que, como Inma forma ahora nuevamente parte del AMPA, nos quedamos por allí hasta el final, para ayudar a recoger un poquillo.   Acabó molido, super-cansado. Aunque eso no fue inconveniente para que durante el camino hacia casa le fuera contando a Inma todas las emociones vividas  (a su manera, claro) y luego, al llegar, lo mismo con su padre. Por él, la fiesta se hubiera repetido todos los días hasta las vacaciones:

- Inma, presentador festival...  (esto... por las mañanas, todos los días: como diciéndole a su madre, mira a ver si les dices si repetimos...)



video


video


Tienes razón, Yolanda. Cada año es más chulo. Lo es porque todos hemos crecido durante estos años. Porque el CPEE Ángel Riviere es realmente una comunidad que trabaja y vive para que todos nuestros chavales crezcan bien, crezcan en lo posible en su calidad de vida y en sus posibilidades. Y todos los demás con ellos. Y eso se nota.  Momentos como los del Festival de Navidad de cada año lo demuestran. Momentos como estos y otros similares nos servirán de acicate para no rendirnos nunca, a pesar de los "malos tiempos" en los que andamos sumidos.

Feliz y fructífero 2013.











1 comentario:

Cris dijo...

¡¡¡feliz navidad!!!
el festival fue precioso como siempre...

Una pregunta:
como la mama de Daniel trabaja en comedor a lo mejor lo sabes...
Sabes si en el cole van a tener servicios minimos para comer?
me dejo la nota de la directora un poco inquieta, sin saber si les van a dar de comer en el cole;poruque no sabemos nada.

gracias de antemano...
y Feliz Año!!!