martes, 22 de diciembre de 2009

América, América

Escena en la cantina



Lunes, 21 de diciembre, 15,15 horas:

los alumnos del Colegio Público de Educación Especial Ángel Riviere ya están sobre el escenario del Centro Cívico Municipal Teodoro Punter, en la plaza Mayor del barrio de San José de la ciudad de Zaragoza, España, muy cerca del propio colegio. Ese escenario es en ese momento para nosotros el centro del mundo y

Todos, alumnos y profesionales del colegio, están emocionados y nerviosos. Y todos cuantos formamos el público estamos realmente expectantes. Sabemos que el trabajo ha sido mucho y el esfuerzo grande.

Llueve en Zaragoza a las 15,15 del lunes, 21 de diciembre. No importa. Porque cuando se abre el telón, el color y la alegría estallan por todo el centro cívico. Yolanda, la directora del colegio oficia de prologuista: vamos a ver una obra sobre Hispanoamérica, porque este trimestre todas las aulas del colegio han estudiado un montón de cosas acerca de Hispanoamérica, y una manera excelente de demostrar lo bien que se ha trabajado es hacerlo sobre el escenario.

La dramaturgia: de muy buena factura. Un proemio explicativo del hecho histórico del descubrimiento de las tierras americanas por parte de Europa : aquella historia de los Reyes Católicos y Colón. Y luego, una sucesión de actos centrados en algunos de los países hispanoamericanos. Con pequeños entreactos que recalcan el sentido de la aventura del aquel primigenio viaje colombino a través de la figura irónica de Indiana Jones. Y en cada uno de los tres actos sucesivos unas historias que van ganando en intensidad: desde el baile y la jovialidad brasileiros, pasando por una típica/tópica y humorística viñeta méxicana, para terminar en un precioso cuento acerca de unos niños extraviados que consiguen regresar a casa gracias a las luces de unas luciérnagas y que se desarrolla en Guatemala.

La escenografía: sabia y brillante. Un colorista fondo de escenario común que se va individualizando para cada acto mediante pequeños detalles complementarios, en cuya preparación e integración participaban en muchos casos los propios actores-alumnos.

Actores: excelentes, por supuesto. Cada cual participó a su manera, aplicando con una adecuación dignísima y esforzadísima sus condiciones físicas y emocionales particulares al buen desarrollo de todo el conjunto. Quienes pueden caminar lo hacían, lo mismo quienes podían decir sus textos. Pero quienes no, usaban los comunicadores con habilidad sorprendente para entrar en tiempo cada vez. Y quienes no pueden caminar deambulaban en sus sillas de ruedas al ritmo de la música en juegos coreográficos equilibrados y muy hermosos. Todas estas habilidades, aplicadas adecuadamente a las exigencias del texto dramático, consiguieron cuadrar finalmente una obra que en conjunto brilló a una gran, gran altura.

Excelente asimismo la labor del personal de apoyo: todos en su sitio, todos colaborando sin distorsionar ni un ápice el trabajo principal de los actores.
Un hurra a igualmente a la dirección artística, al texto dramático, lleno de humor, de ternura, de cariño.

El público agradeció tanta generosidad, tanto esfuerzo y entusiasmo con su propio entusiasmo, arrancándose en aplausos en reiteradas ocasiones y escuchándose incluso más de un ¡bravo! a lo largo de la representación.

En definitiva, una tarde de teatro infantil memorable, que terminó por todo lo alto con la llegada al escenario de los mísmisimos Reyes Magos, que todos los años hacen una excepción al calendario oficial y visitan brevemente Zaragoza con mucha anticipación a su visita general al mundo de cultura de raíz cristiana para acudir al Centro Teodoro Punter y repartir los primeros regalos a los alumnos de este colegio tan Especial.

Hemos seleccionado algunas imágenes del desarrollo de la representación. Dado que el protagonista habitual de este blog era uno de los actores destacados en esta obra coral, no hemos podido evitar seleccionar un buen puñado de fotos suyas. También lo hemos hecho para procurar que no se vean con nitidez los rostros de los demás niños, porque no podemos mostrarlos sin saber quiénes tienen permiso de sus padres para salir en los medios de comunicación. Por eso las fotos generales están más pequeñitas, aunque a un tamaño que creemos suficiente como para que se aprecie la estructura escénica y dramática. No os las perdáis.

Y Felices Fiestas a todos, amigos.




La jovialidad brasileira


Daniel preparándose para pulsar el comunicador en la escena de la cantina méxicana




Escuchando a su compañera de reparto, en la cantina

Hora de recoger el regalo de manos de Gaspar

3 comentarios:

laura dijo...

Hay que reconocer la gran actuación de Daniel como co-protagonista del diálogo en la cantina méxicana.Porque el mexicano no es el inglés,que tan fácil le resulta,pero ahí le vimos con un playback casi perfecto en algun momento respecto a lo que decía el pulsador.Me resultó emocionante ver como se esforzaba en coordinarse para decir su texto,y para zafarse del maldito gorro mexicano.Entre las luces del escenario y el gorro que se cruzaba en su camino ser protagonista no es tan fácil.Pero salió más que airoso del trance.
Enhorabuena a los profesionales del cole que prepararon la actuación con tanto esfuerzo e imaginación,fue alegre,divertida y sorprendente.¡¡¡¡

ybris dijo...

No deja de sorprenderme una vez más el trabajo excelente que se hace en ese colegio.
Es mucho lo que se ve que los alumnos son capaces de hacer en cuanto se les da la oportunidad de hacerlo.
Mi enhorabuena a Daniel. Todo un tipazo bien metido en su papel.

Un montón de abrazos a todos.

Escuela para todos Luz ONG dijo...

Felicitaciones al mejor actor!!!! Daniel . veo las fotos y son increibles, un beso desde Argentina

ale