lunes, 2 de noviembre de 2009

Excursión, castañera y gripe

El viernes previo a Halloween iría al colegio, como todos los años para estas fechas, la castañera que anuncia simbólicamente la llegada del otoño, del frío, del tiempo de los frutos invernales. Una nota de Chus, la profesora de Daniel, escrita en el cuardeno de voyyvengo así lo anunciaba a mitad de semana pasada. Y también que Daniel había ido subrayando en el ordenador, utilizando Board Maker:

El viernes vendrá la castañera / Comeremos castañas/ El viernes vendrá la castañera

La tercera opción incluía la aseveración: Me lo pasaré muy bien. Yo me temo que a Daniel la visita de la castañera, por alguna razón que él sabrá, no le hace mucha gracia. Lo deduzco de las expresiones que le he visto en las fotografías realizadas otros años con la misma ocasión. Así que creo que su "salida por la tangente" en la tercera proposición elegida tiene un fundamento muy concreto, porque él es muy sincero, y como no debía tener opción a "no es que me haga una gracia bárbara", pues eso... tangente.

En cualquier caso, no pudo ir al cole el día de la castañera porque ha estado pochejo. Muchos niños del cole han pillado este catarro-gripe-loquesea que nos tiene fritos en la ciudad. Lo hemos pillado un montón de gente. Pero ya está casi repuesto y mañana volverá a las clases.

Hace quince días todos los chicos que se apuntaron y los profesores y todos los profesionales del colegio se fueron de excursión a Senda Viva. Daniel se llevó una mochila enorme, con un montón de cosas, colgada de su silla: el termo con el triturado para la comida, la neverita con el petit suis del almuerzo, la botella de agua, los baberos, un juego de ropa para cambiar por si acaso, platos, vasos y cubiertos de papel para todos (Inma compró paquetes enteros y los envió por si hacían falta)...

A Daniel le encanta viajar. Estar en casa no es su vocación, para nada. Y cuanto más dure el viaje mejor. No le importa las largas horas en el automóvil, -¡por favor, ir en coche es fabuloso!-, y ver muchas cosas es fantástico. Así que vino encantado. Así lo dijo. Ahora cuando le preguntas algo y su respuesta es afirmativa, entona el sí con una modulación muy precisa: esa que se emplea para querer decir, ¡pero, por supuesto que es así, faltaría más, ¿queda claro, ?!.

Por cierto, que volvió con su termo de triturado sin tocar para espeluzne de su madre: ¡¡¡¡¡¡¡¿pero, has comido, Daniel, hijo mío?!!!!!!!. Síiiiiiiiiiii, fue la contestación clarísima del interpelado, que sin embargo no calmó la ansiedad maternal en todo el fin de semana. Suponemos que en Senda Viva tenían preparado "rancho de triturado".

Os dejamos una foto de esa excursión (los tonos raritos de amarillo son debidos al escaneo desde el papel). Hay alguna otra foto con todos sus compañeros y cuidadoras. Me gustaría mucho poder mostrar al grupo entero, con sus caras de disfrute, pero no sé exactamente de qué niños se pueden difundir imágenes y de cuáles no, así que con esta de Daniel ante el conejillo nos conformaremos.




Incorporo el comentario de Laura, la madre de Diego, compañero de cole de Daniel, porque aporta cuestiones muy guapas:

Genial Daniel. La foto de Di éste año con la castañera es mejor que la del año pasado: Éste año pasaron a compartir la castañera y las canciones casi todos los niños pequeños del cole Calixto Ariño,¡más de 100 niños¡ y me consta que el rato de convivencia fue muy rico. No tanto las castañas para Diego el cual permitió que la seño se las acercara a oler,pero no más,la cara de asco del año pasado en la prueba quedó patente. Me imagino que la poca alegría de Daniel con el evento vendrá también por el lado comestible,que juergueros los dos son un rato.Respecto a senda viva, Di no fue, pero debo elogiar al parque, totalmente adaptado para sillas de ruedas, tanto los accesos, como el trasporte entre áreas¡¡

A retener: el rato de convivencia entre los chicos del Ángel Riviere y el vecino cole Calixto Ariño (a repetir, por favor, a repetir muchas veces...) y el hecho de que el parque Senda Viva sea un parque sin barreras, como veréis si entráis por su página web.


7 comentarios:

ybris dijo...

Se le ve con cara de investigador en la foto.
Seguro que lo pasó estupendamente.
Y, por lo que dices, mucho mejor que lo que lo hubiese pasado con la castañera de haber podido estar.
Debe de ser porque le va más el rancho de triturado que el de castañas.

Besos y abrazos a todos.

Laura dijo...

¡Hola! Es genial ese afán viajero de Eduardo! Me alegro un montón de haber encontrado vuestro blog. Yo soy profe en Zaragoza. QUién sabe, igual vecinas.
Un abrazo

laura dijo...

Genial Daniel.La foto de Di éste año con la castañera es mejor que la del año pasado: Éste año pasaron a compartir la castañera y las canciones casi todos los niños pequeños del cole Calixto Ariño,¡más de 100 niños¡ y me consta que el rato de convivencia fue muy rico.No tanto las castañas para Diego el cual permitió que la seño se las acercara a oler,pero no más,la cara de asco del año pasado en la prueba quedó patente.Me imagino que la poca alegría de Daniel con el evento vendrá también por el lado comestible,que juergueros los dos son un rato.
Respecto a senda viva,Di no fue,pero debo elogiar al parque,totalmente adaptado para sillas de ruedas,tanto los accesos,como el trasporte entre áreas¡¡

Luisamiñana dijo...

Ybris, Laura (mamá de Diego): efectivamente la cuestión con la castañera parece también deberse en el caso de Daniel al momento de la degustación... son la pera estos niños... Laura voy a subir tu comentario a la zona de texto, porque completa mucho lo que cuento.

-------------

Bienvenida, Laura (profesora). No sería extraño lo del vecindario...
He visto tu blog. Es estupendo. Dejaré comentario para que sepas que hemos estado por ahí. Un abrazo

Rosa dijo...

Bueno, creo que ya pusiste el año pasado una foto donde se veía que a Daniel las castañas no le gustan mucho que digamos, jeje.
Menos mal que el resfriado-gripe se le quitó a tiempo para ir al parque... muy tierna la foto con el conejillo :)
Besos.
Rosa.

Luisamiñana dijo...

Sí, es verdad, Rosa: pusimos ya una foto con la cara de asco de Daniel delante de la castaña, je, je.. como dice Laura que hace también Diego...

Senda Viva es un parque muy chulo: recomendación, pues.

Bss

laMima dijo...

Pobre Daniel, todos los años a vueltas con las castañas, jeje, al final le gustarán ya verás.
No hemos estado aún en Senda Viva, y me ha gustado mucho leer que está totalmente adaptado así que me lo apunto para la primavera. ¡Con lo que les van los "bichos" a mis hijos!, espera que vea Ainhoa la foto que nos dejas...¡ay!
Mil hurras por ese tiempo de convivencia de ambos colegios. A ver si cunde y aumenta el ejemplo.
Besicos otoñales.