domingo, 15 de noviembre de 2009

Daniel furioso (un poco)

Patricia, la terapeuta que trabaja con Daniel en Aidimo (sólo un ratito a la semana: es como la extraescolar de los jueves) quería, Patricia digo, el último día haber dibujado la mano izquierda de Daniel para hacerle una férula que ayude a trabajar el movimiento de pinza:


- Ayuda, please -dice Patricia abriendo la puerta de la sala donde lleva a cabo sus sesiones. Y volviéndose a Daniel: mira, chaval, vamos a dibujarte la mano, ¡ venga que es divertido y sólo es un momento!

Ayuda: porque no es fácil colocar bien la mano en plano, teniendo en cuenta la espasticidad. Menos aún teniendo en cuenta que esta espasticidad se potencia con el mal genio y la negativa a que a uno le dibujen la mano así como así... Para más inri creo que al principio le hicimos un poco de mal en la muñeca, intentado que nos dejara poner bien la mano izquierda sobre el papel. Eramos tres. Madre, tía y Patricia. Pero evidentemente no conseguimos hacer un dibujo decente que le sirviera a Patricia de medida para la férula: berrinche mayúsculo por parte del de la mano ante nuestro empeño. Decidimos hacer la operación en casa, cuando el interfecto estuviera relajado y distraido.


Más tarde, cuando llegó su padre, le contamos la historia y la necesidad de hacer el dibujete. Padre a Daniel:

- Bueno, bueno... ¿así que hay que dibujar la mano de Daniel? -éste gira la cabeza, mira hacia otro lado-. Padre insiste:

- Daniel, ¿querrás que dibujemos esa mano con papá? Ponemos luego un cuento en el cd y dibujaremos esa mano izquierda, ¿vale?

- Iiiiiiiii

Madre y tía:
- Brrrrrrrr, ¡par de *%"&#*:-)!

Ayer me contaron que efectivamente ¡no una, sino tres manos! habían dibujado: de contorno sólo, con todos los dedos, más abierta aún... Mientras me lo contaban, Daniel miraba hacia otro lado, por debajo de una risita...

Deduzco un par de cosillas.

Una, elemental: como casi todos los niños, éste que me ha tocado por sobrino se niega normalmente y por sistema a hacer algo cuando se lo pides. Pero yo creo que en el caso de Daniel, no sólo es un rasgo de edad, es también un rasgo de caracter de origen genético (o sea, insoslayable y duradero, creo , ¡ay!). Daniel discierne perfectamente bien cuando algo que se le pide es razonable (que suele serlo siempre, más bien ¡¡.... muy razonable y muy adecuado....!!). Ese tipo de valoraciones sabe hacerlas sin ningún problema. Su respuesta "en rebeldía" es una cuestión más bien, digamos, de... por aquí en fino decimos: cataplines.

Otra, reflexionando un poco más allá: el carácter es un modo de entender las cosas y de estar en el mundo. Hay que contar con ese carácter y evidentemente educarlo. Y ahí estamos... aunque despacio. Sí. Porque a ese rasgo de la manera de ser de Daniel se auna su circunstancia neurofisiológica, que es tan parte de él como el carácter (que también es neurofisiológico al fin y al cabo), y ambas cuestiones no se pueden tratar de manera disociada, a mi modo de ver. Hablo simplemente como persona que percibe y deduce, no puedo hacerlo de otra manera, claro, simplemente como alguien que está cerca de Daniel y que procura aprender para ayudarle en su desarrollo individual. Bien, desde esa perspectiva, a menudo tengo la sensación de que esas coordenadas neurofisiológicas en el caso de Daniel acentúan aún más algunos de esos rasgos de su carácter.


Me explico (espero): si a Daniel le cuesta responder colaborando afirmativamente a una petición que se le hace y que le supone un cierto esfuerzo (es como si primero tuviera que asimilarla con tranquilidad y luego, vale, lo hago), tengo la creencia de que todavía se acentúa más la necesidad de disponer de ese lapso de tiempo debido a las condiciones neurofisiológicas de su cabecilla. Necesita tomarse su tiempo (digamos), tanto por carácter (que por sí solo sería más moldeable), como por sus condiciones físicas (que implican también un menor autocontrol sobre el desarrollo de las emociones). Por lo tanto:

Es absolutamente factible que un modelo estándar esperado en petición-respuesta no sirva. Y en eso creo que estamos, como decía antes: elaborando, él y los demás. Buscando formas que no nieguen algunas cuestiones educativas básicas (ciertos principios de autoridad necesarios, por ejemplo), pero que al mismo tiempo encuentren caminos para las necesidades de Daniel y que a él le sirvan efectivamente.

Una cosa sí que es cierta: le gusta mucho que le expliques bien las cosas, con detenimiento, sin ahorrar detalles. Escucha muy bien. Supongo que está acostumbrado a escuchar y escuchar. Esta es pues una vía segura desde la que trabajar. - Se admiten propuestas (je, je..)

Por cierto, y para terminar. Y hablando de escuchar. Ultimamente los ratos de asueto por la tarde "preferimos" escuchar música. Llevamos unos días colgados en Spotify de "Orlando Furioso", de Vivaldi. Me gustaría poder dibujar la cara del chaval mientras van sucediéndose las voces y armonías. Ya sabía que Vivaldi le gustaba, pero el descubrimiento de este Orlando ha sido increíble con él. Y para hacerle justicia, Daniel será un rebelde -lo cual en sí mismo no es malo, digo-, pero también es enormemente agradecido y cariñoso: cuando la música le gusta, te llena de besos: se encuentra bien y te lo dice y te lo agradece de la mejor manera (¡hay que aprovecharse, pues, je, je plus ...).

Pues eso, besos.







6 comentarios:

ybris dijo...

Asi, como por intuición, me parece acertado tu análisis. Digo por intuición porque no tengo práctica con niños afectados de parálisis cerebral, pero sí con niños difíciles. Casi siempre me resultó más útil en caso de resistencia -sobre todo cuando lo que se pide no es algo que haría lucirse al alumno sino que, por el contrario,le exige un esfuerzo de dudosos resultados para él- el incitar su curiosidad haciendo previamente lo que se les pide como si fuera un asunto personal que nada tiene que ver con el observador.
Recuerdo un día en que estaba en el colegio donde trabajábamos tanto yo como mi hija -ella con niños de tres años- y me llegó el llanto insufrible con rabieta de algunos de los diminutos de su clase que se negaban a trabajar disciplinadamente con la plastilina. Pasé a su clase sin decir nada, me senté como pude en una de sus sillitas a la mesa de los recalcitrantes, tomé un poco de plastilina y me puse a hacer un largo cilindro ante el asombro de los niños haciendo como que trabajaba en secreto mientras tapaba a medias lo que hacía. Al cabo de un rato me paré y dije triunfante: He ganado; el mío es el mas largo. Al cabo de un rato todos andaban picados en el juego de ver quién hacía el churro más largo.
Supongo que el éxito de su padre con Daniel tiene algo que ver con eso: su obediencia con él no tiene la apariencia de derrota.
Naturalmente, y más con las dificultades anejas al caso del Daniel, no siempre es posible conseguir lo difícil a base de concesiones a los gustos y hay que hacer valer una autoridad cuya aceptación es parte de los hábitos que deben aprenderse.
En fin. Me enrollo con la superficialidad de quien ve el toro desde la barrera. Ya me imagino lo difícil que resulta tener un alumno así en el que sus peculiaridades se dan la mano con el carácter para convertirle en aventajado guerrillero ducho en las artes del chantaje.
Claro. En el fondo no demasiado diferente a todos los niños de su edad.

Besos a todos y un abrazote a ese querido miembro de la resistencia.

laMima dijo...

Claro; somos la consecuencia natural de nuestras circunstancias (genéticas o sociales) y es imprescindible atender a esas peculiaridades para acertar. Eso ocrurre contigo, conmigo, con mi hija..y con vuestro Daniel.
Eso sí, yo creo que su padre llegó en el momento apropiado para dejarle ser quien decide y acepta...a vosotras se os pasó demasiado rápido el momento jejejeje. Nada hija, a bregar buscando el imprescindible equilibrio entre autoridad y condescendencia.
Cuanto tenemos que aprender maja..

Luisa dijo...

Ybris, no se me va a olvidar es imagen tuya haciendo churros de plastilina. Te juro que es de lo más pedagógico que he leído últimamente. Muchas gracias, sabio. Entre este "consejo" tuyo, que Lamima creo que refleja también estupendamente en ese "delarle ser quien decide y acepta...", (gracias también, Mima, sentido común como el tuyo pocos) y el punto de vista que Paula Maciel me ha enviado por correo (y que espero me deje colgar en el post) creo que se da cumplida respuesta a mis interrogaciones acerca del por qué del comportamiento de Daniel y de cómo resolver los demás ante él.
Muchas gracias a los tres.

ybris dijo...

Por cierto, el otro día no pude ver el vídeo de Orlando Furioso por la lentitud de la conexión. Lo acabo de ver y oír y me ha emocionado la voz del contratenor tanto como la belleza de la flauta.
No me extraña que Daniel agradezca esa clase de música. Se ve que tiene muy buen gusto.

Más besos.

Escuela para todos Luz ONG dijo...

Me encantan tus comentarios...

un besote..

ale

Escuela para todos Luz ONG dijo...

Para toda esta gente hermosa.. que los leemos desde Argentina

Cierra el año y nosotros siempre Presentes!
EB Eventos &
Escuela para todos LUZ
te invitan a la 4ta Jornada de Reflexión


Escuela para todos Luz”



4ta Jornada por la Integración escolar.



“Camino hacia la inclusión”
ESPACIO DE INTERCAMBIO PARA FAMILIAS, PROFESIONALES, DOCENTES Y TODA LA SOCIEDAD
MIÉRCOLES 2 DE DICIEMBRE


DE 16:30 a 18:30 HS.
Exponen:
Prof. Mónica Agüero: El arte y la discapacidad
Prof Silvia López: La tecnología y concientización de mejorar el planeta para nenes especiales
Lic Rasseti: Adaptaciones curriculares.
Prof. Patricia Biele: Proyecto de aceleración en escuelas del Gobierno de la Ciudad de Bs AS

Testimoniales 2: Mamá de Yago con SD y mamá de Tatín con TGD. Te cuentan su vivencia como mamá.

Esperamos que - debido a sus ocupaciones y a causa del cambio de fecha - pueda venir desde Paraná (Entre Ríos) el Prof. Miguel Ángel Ricci, formador y capacitador de docentes e investigador en temas de discapacidad a nivel nacional.


Coordinación: Prof. Alejandra Fortunato

- Vacantes limitadas confirmar con anticipación al fortunatoalejandra@yahoo.com.ar
- Actividad arancelada CON BONO contribución
$ 20 simbólico , y un alimento no perecedero

Se abona el mismo día



Lavalle 1330 2º Piso - C .A.B.A





Te esperamos. En el 2006 fuimos pocos , En el 2007 fue buena .En el 2008 fue exitosa, y este será ????? Genial

Se entregan certificados de asistencia

Con resolución para Prov. de Bs as. 1445-56