jueves, 14 de mayo de 2009

Campaña por un patio de recreo bien adaptado

Un colegio al que acuden niños con necesidades especiales requiere una infraestructura y unos medios bastante costosos desde el punto de vista económico. Aunque parezca extraño, ni siquiera los colegios públicos cuentan con prespuesto suficiente por parte de la administración para hacer frente a todas las cosas precisas para llevar a cabo unos programas educativos suficientes y adecuados, con los recursos de infraestructura y tecnológicos posibles en la actualidad. Evidentemente ésto no debería ser así. Pero por ahora es lo que hay.


Por eso el CPEE Ángel Riviere (el cole de Daniel, ya sabéis) presenta proyectos a aquellas entidades que cuentan con ayudas cívicas a actuaciones sociales. Este es el caso, por ejemplo de la CAN (Caja de Ahorros de Navarra). El Ángel Riviere ha recibido ya por parte de esta entidad financiera sendas subvenciones para dos proyectos: el de la sala de estimulación (Snoezelen) que ya lleva funcionando dos años, y el de ampliación de la dotación tecnológica del colegio, que ha sido concedido este curso y que va a permitir incorporar una pizarra digital al aula 1 (es la única que todavía no cuenta con ella) y comprar cuatro ordenadores con pantallas táctiles, pulsadores y adaptaciones.


Además para el siguiente curso se ha solicitado recursos económicos para la adaptación de la zona de juegos del patio de recreo, con equipamiento adecuado a todos los niveles de discapacidad de los niños que asisten al colegio. El CPEE Ángel Riviere nació apresuradamente y ha crecido dentro de un pequeño edificio antiguo que no estaba pensado para acoger a personas con discapacidad. Aun así se practicaron las reformas precisas para poder funcionar, pero quedan cosas por hacer, como ésta de una correcta adaptación de las distintas áreas del patio de recreo, que ahora cuenta con unas mínimas acomodaciones a las necesidades de los chavales.


Los proyectos de la CAN (como de otras entidades que subvencionan actuaciones de carácter cívico) se conceden mediante votación de los clientes. Este año, al parecer, la competencia es durísima. El proyecto presentado por el Ángel Riviere el año pasado obtuvo 300 votos, pero este año sólo se han producido 80 votos. Por eso publicitamos la existencia de este proyecto: si alguien es cliente de la CAN y quiere votar, el proyecto del cole de Daniel es el 16011: adaptar espacios del patio de recreo para niños con distintas discapacidades: dejo aquí el enlace a la página de la CAN donde se explica por extenso.


La CAN, dispuesta a colaborar en la dinamización del voto a estos proyectos, ofrece la posibilidad, para quienes no sean clientes, de abrir una cuenta sin ninguna comisión en toda la vida de la misma. Cada cuenta es un voto. En esas cuentas (de operativa normal, como las de cualquier banco), además de ser gratuitas durante toda su vigencia, la CAN ingresaría 10 euros como regalo de bienvenida que son de libre disposición.



Columpios adaptados

Aunque la iniciativa de la CAN y otras entidades me parece excelente, insisto el que el tema no debería ser así. Debería ser la administración la que evalúase en cada curso las necesidades de sus centros y quien en todo caso plantease convenios de colaboración con las entidades precisas para subvenir a las carencias que se manifestasen. Es la única forma de evitar las claras desigualdades de dotación e infraestructuras que ya se están produciendo entre los colegios públicos de educación especial (por lo menos los que yo conozco): estas desigualdades en el ámbito de la discapacidad me parecen un hecho poco presentable, la verdad, para una sociedad y un estado del bienestar.

Pero en fin, como decíamos al principio, de momento es lo que hay. Con lo cual, bienvenida sea cualquier colaboración y todo el agradecimiento para ese esfuerzo.

5 comentarios:

laura dijo...

Muchas gracias por el apoyo Luisa...espero que con un poquito de esfuerzo al final consigamos el patio donde seguro los niños disfrutan mucho.Personalmente me ha encantado el balancin donde columpiarse con la silla de ruedas.¡imaginate la cara de felicidad de Daniel en semejante invento¡

P.D.....Tampoco estaría mal que en algún parque público existieran columpios o mobiliario de juegos adaptado para niños con discapacidad.

Luisamiñana dijo...

Espero que así sea, Laura, que se pueda mejorar el patio del cole como los chicos merecen.

Uff, Daniel se lo pasaría bomba... bueno, ya sabes que viviría en unan noria... La sensación de movimiento para estos críos con tantas dificultades motoras es todo un regalo, que dificilmente podemos imaginar los "automotrices".

Los parques públicos: hace un tiempo escribimos al ayuntamiento en ese sentido. Contestaron prometiendo que trasladaban el asunto y que es verdad que había que hacerlo: ya ves... Cuando queráis iniciamos una campaña de escritos y mailes al ayuntamiento, o lo que se tercie, a ver si se enteran.

ybris dijo...

Suerte con la CAN. Por lo menos mientras no sea algo de justicia con la Administración.
Porque lo malo es que los administradores acaban confundiendo su obligación con un regalo o con un sorteo.


Besos.

laMima dijo...

Si suerte...
Eso que dice Ybris es absolutamente cierto: a veces nos "regalan" lo que, en justicia, es nuestro.
Bueno, tendremos que reiniciar el tema con el ayuntamiento, si.
Besicos.

Anónimo dijo...

Ist Einverstanden, das sehr nГјtzliche StГјck viagra bestellen viagra rezeptfrei [url=http//t7-isis.org]levitra rezeptfrei[/url]