domingo, 28 de septiembre de 2008

Menudo invento el ketchup!


El viernes por la tarde Daniel volvió del colegio con una nueva sorpresa guardada en su mochila. En el cuaderno de comunicación que usamos para contarnos cosas el colegio y la familia, había una nueva y agradable sorpresa. Belen que es la auxiliar que cuida de Daniel y que le da de comer, me habia escrito que para comer Daniel habia comido media salchicha frankfurt con ketchup. Que se la habian dado igual que hicieron con la hamburguesa del otro dia, escachada con el ketchup y se la habia comido muy bien. Belen también me contó que se habia dado cuenta de que lo que realmente le gusta a Daniel es el ketchup puesto que a lo largo de la semana habia intentado darle pescado y tortilla y no habia querido.

Claro está que hay cosas que se heredan, y que aunque estos niños tengan sus dificultades también tienen sus gustos heredados por las comidas por ejemplo, y digo esto porque Jorge, el papá de Daniel es uno de esos "niños grandes" que digo yo ya que le gusta ponerse ketchup hasta en la tortilla francesa.

Asi que supongo que ha heredado su gusto por el ketchup aunque yo ya me olia algo ya que una de las cosas que le ha gustado chuperretear desde hace tiempo es el pan untado en la mayonesa y el ketchup de unas patatas bravas, o incluso las propias patatas bravas que ya ha comido escachadas con la salsa y que le gustan mucho.

Osea queridos blogueros que veo yo que de aqui a un tiempo podremos ir un dia a comernos una salchicha o una hamburguesa a un Mac Donald's eso si, si está bien bañada en ketchup!
Aunque dentro de poco tendrá Daniel dos dientes menos con los que poder masticar, (hay dos que no creo que lleguen al martes) y el ratoncito Perez tendrá doble trabajo o triple porque son tres los dientes que estan a punto de caramelo, claro esque con todas estas cosas ricas por probar y masticar... los dientes se nos van cayendo.

3 comentarios:

Escuela para todos Luz ONG dijo...

me encantó el tema del ketchup. re copado. besos para Daniel desde Argentina

ale

ybris dijo...

Se ve que algunos hemos llegado tarde a ese invento del ketchup por más que aceptemos cualquier salsa que se nos ponga por delante.
Pero, claro, Daniel es de otra generación y, como veo que les pasa a mis hijos, cualquier cosa con ketchup es mejor que sin él.
Pues a ver qué día investigamos en un Mac las diferentes combinaciones de cualquier cosa con ketchup para celebrar los nuevos dientes de Daniel.

Un abrazote a ese muchacho y a todos vosotros.

Todo-a-un-leru dijo...

Pues a por el ketchup, entonces... y a por las bravas, que son un gran invento :)
Seguro que en el McDonaldos quedan incluso sobres de ketchup para llevaros a casa (llevarse los sobres y las servilletas es una norma no escrita del McDonald XD)
Besos.
Rosa.