domingo, 17 de febrero de 2008

Zapping radiofónico

Daniel es un gran aficionado a la radio. Debe ser cosa de familia. Por lo menos de su familia paterna, aunque creo que la materna también practica este magnífico deporte. Cuántas noches se nos han hecho llevaderas gracias a la radio, y cuánta vida hace crecer por las habitaciones de la casa. En el coche es imprescindible. A Daniel le encanta oír la radio en el coche: música sobre todo, claro –los que le conocéis desde Pandeoro ya sabéis de su especial inclinación a la música-, pero también programas, y entre los programas el “Carrusel deportivo” de los fines de semana, pues además de la música y la radio (y otras cosas que ya irán saliendo), le gusta el fútbol. Una de las situaciones ideales para Daniel es ir en el coche oyendo la radio: que el viaje sea, por favor, cuánto más largo mejor: yo creo que tiene vocación de nómada.



Otro de sus momentos preferidos es la “no siesta”, tumbado en la cama después de comer, oyendo la radio unas veces, y otras música. La radio también le ayuda a conciliar el sueño si se desvela por las noches, cosa que, tradición familiar igualmente, ocurre más veces de las deseables.

En fin, este niño no puede negar su idiosincrasia hispano-ibérica.

Las dificultades motrices de Daniel no son ningún obstáculo para que demuestre el mismo instinto tecnológico que todos los niños de hoy en día. Le pirran los ordenadores, la tele, los teléfonos móviles, los mp4… El otro día tuvo que ser el primero en probar el funcionamiento del nuevo mp4 de su padre. Y a pesar de lo complicado que es para él poder accionar un aparatejo tan pequeño y con unos mandos tan imposibles como suelen tener estos bichos, era una gozada verlo hacer zapping radiofónico sin parar. El sabe que no puede manipular solo ese artefacto. Así que extiende su dedo índice y te lo ofrece para que tú le ayudes a presionar en la “miniteclita multiuso” (¡aupa la adaptación tecnológica supermoderna!). Compartí auriculares para comprobar cómo hacía su viaje por las ondas. Y aunque alguna predilección mostró por la música clásica de Rn2 y otras emisoras de música popera actual, me llamó la atención la cara que puso cuando se topó con el rezo del rosario: eso era nuevo para él y se detuvo un ratito (yo pasmada), a ver qué pasaba. Pero en realidad, chico al fin y al cabo, lo que más le molaba era ir deambulando de emisora en emisora (uff...). Podéis imaginar que la sesión de zapping radiofónico hubiera durado horas, si no llega a ser porque el padre de Daniel llamó al baño y eso, para él, es sagrado, o sea una juerga.

7 comentarios:

laura dijo...

Me he sentido muy identificada leyendo este post.Di también tiene una radio en su cuarto,y si al principio nos limitabamos a ponerle a mozart,nanas y alguna canción infantil,ahora nos hemos dado cuenta que le pirran los boleros,las canciones de shakira y ¡escuchar con su padre tumbado en la cama el futbol mientras leen el marca¡.El todavia no hace selección musical,pero se le nota mucho en la cara las canciones que le molan y reconoce.
Y el baño........también es el rato mas divertido del día.
Curioso,curioso

laMima dijo...

Cuidado que estos, por llevar la contraria, te oyen el ángelus todos los días....mejor que no (¡!).
Adoro la radio..siempre. Cuando llego a casa a mediodía, antes incluso de quitarme la chaqueta la enciendo para que me acompañe. Por las mañanas paseo haciendo las camas con una pequeña radio que vive en mi cuarto de baño...¡como no le va a gustar a Daniel!. Hay una vida distinta allí, una no tan evidente como la que ofrece la TV..una cierta interactividad.
Ese chico sí que sabe (aunque eso del fútbol...en fin. Mal menor. Jeje)

ybris dijo...

Estupendo. Lo malo de la radio en los viajes largos es que nos abandona más que un mal desodorante.
Al menos le quedará la música enlatada.

Besos

María Manuela dijo...

Que bien!!!.

Me encanta, el diseño del blog y la intención. Feliz andadura para el blog de Daniel.

Todo-a-un-leru dijo...

Dí que sí,zapear con la radio es genial, a mí también me encanta, aunque reconozco que para los programas soy más de tv. pero para la música mucho mejor la radio, y si no, el ordenador,el mp4... el caso es estar todo el día escuchando música, jeje.
Rosa.

entrenomadas dijo...

Luisa, esta noche que tengo algo de tiempo me he puesto a visitar todo lo que tenía pendiente. Me parece estupendo este blog. Te felicito, a los dos.

Besos,

MNG

Luisa Miñana dijo...

Gracias, gracias a todos por llegaros hasta aquí. Con vuestra compañía hemos tenido un muy buen comienzo.

mil besos.